Ana León

Orthopediátrica con el Día Mundial de la Salud

by Orthopediatrica on 8 de April de 2021

Lema 2021: Construir un mundo más justo y saludable

El Día Mundial de la Salud conmemora la creación en esta fecha en 1948 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La salud es un estado de pleno bienestar, tanto físico como mental. Es un derecho fundamental para todos los seres humanos. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), fue creada hace 70 años por las Naciones Unidas con un propósito principal: Que todas las personas puedan hacer efectivo su derecho a disfrutar de un óptimo grado de salud en sus vidas. Asimismo, vela para que los gobiernos de todos los países promuevan la prevención de enfermedades y el cuidado de la salud.

Desde 1948, la OMS se ha propuesto instar a gobiernos, organizaciones y empresas a invertir en salud como algo fundamental para poder forjar un porvenir más seguro para todos y a reconocer que la salud es un derecho básico de cualquier persona.

Desde Orthopediátrica, Centro Médico de Traumatología y Ortopedia infantil en Sevilla, también apostamos por conseguir un mundo más justo y saludable para todos los seres humanos.

Garantizar que todas las personas, en cualquier lugar del mundo, puedan ejercer su derecho a la buena salud debe ser uno de los principales objetivos fijados por los gobiernos de cada país.

Salud, un derecho fundamental del ser humano

Artículo 25.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948): “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

En un día como este, queremos poner especial atención a los más pequeños, desgraciadamente los más vulnerables en muchas partes del mundo. El derecho a la salud en los niños es uno de los derechos fundamentales a los que debería poder acceder cualquier ser humano en edad infantil, independientemente del país en el que resida. Un derecho vinculado a la vida, la alimentación, la vivienda digna y la educación que debería ser inherente para cualquier niño.

Gracias a nuestro Centro Médico de Traumatología y Ortopedia Infantil en Sevilla, podemos aportar nuestro granito de arena para mejorar la salud de los más pequeños. En Orthopediátrica ofrecemos a los padres de niños y niñas con problemas ortopédicos una atención personalizada y cualificada al más alto nivel e intentamos hacer un poco más feliz el día a día de nuestros pequeños pacientes.

leer más
Orthopediátrica con el Día Mundial de la Salud

¿Sabemos portear correctamente a nuestro bebé?

by Orthopediatrica on 30 de March de 2021

El contacto físico proporciona seguridad y tranquilidad al bebé. Si el Porteo se realiza en posición ergonómica, ofrece además múltiples beneficios para el desarrollo físico del bebé.

Hoy en nuestro artículo de Orthopediátrica, nuestra compañera fisioterapeuta pediátrica Ana León, nos habla sobre cómo realizar un porteo de forma correcta, ergonómica, que respete los tiempos del niño, su desarrollo psicomotor y que además facilita enormemente la vida de los padres.

Empecemos por el principio, portear, igual que caminar, conlleva numerosos beneficios tanto para el porteador como para el bebé, pero portear con un portabebés no recomendable, sigue siendo beneficioso, pero no hay quien lo soporte.

El portabebés debe adaptarse a la posición natural del bebé recién nacido. Cuanto más ajustable y mejor se adapte a la posición de nuestro bebé, más ergonomía. Los portabebés que más se adaptan son los de tela, donde podemos hacer un ajuste punto por punto, por lo que son la mejor opción para el porteo con bebés recién nacidos.

¿Qué es necesario para que un portabebés sea ergonómico?

 

  • Se ajusta punto por punto al cuerpo del niño

 

Esto significa que la tela con la que está confeccionado el portabebés no debe ser preformada, ni rígida, ha de adaptarse al cuerpo del niño como una segunda piel, porque no se trata de que el niño se coloque en la postura que el portabebés diga, se trata de que el portabebés pueda colocarse en la postura en la que está el niño.

  • Se adapta a cada etapa de desarrollo anatómico, fisiológico, biomecánico y psicomotor del niño

 

Haremos primero un recuerdo anatómico. La columna de un adulto vista de lado, tiene varias curvas fisiológicas, que hacen que parezca una S alargada. La curvatura de la zona cervical se llama lordosis y es una concavidad, en la zona dorsal lo que tenemos es una cifosis, es decir, una convexidad, en la zona lumbar volvemos a tener lordosis y el sacro, que es una fusión de varias vértebras también forma una cifosis.

Cuando los niños nacen, sin embargo, su columna es una cifosis global, esto significa que forma una gran C desde el cuello hasta el culete, después, con el paso de las semanas y los meses, el niño consigue levantar la cabeza estando boca abajo y se forma la lordosis cervical, más tarde, cuando comienzan a gatear y consiguen ponerse de pie agarrados a algo, se forma la lordosis lumbar y todas estas curvas no se estructuraran hasta pasados varios años.

Por otro lado, está el desarrollo de las caderas, que es otro tema muy importante. Seguro que sabéis que la cabeza del Fémur se articula con la pelvis para formar la articulación coxofemoral, lo que quizás no sabéis con detalle es cómo se forma esa articulación. En la pelvis hay una concavidad conocida como acetábulo, que es donde se aloja la cabeza del fémur para permitirnos cargar el peso del cuerpo, tener estabilidad durante la marcha o dar patadas a un balón.

Arrullar a los niños con fuerza, con las piernas estiradas, y mantenerlos en esa posición durante tiempos prolongados, se relaciona con un mal desarrollo de las caderas y aumenta las probabilidades de sufrir displasia

Pues bien, teniendo en cuenta esto, es lógico pensar que un portabebés ergonómico lo es precisamente, por permitir que el niño mantenga la columna en cifosis global y las caderas en postura de ranita. Además de cómodo para ambos, es más respetuoso y seguro con el desarrollo global de los niños.

Cuando hablamos de posturas antiergonómicas nos referimos fundamentalmente a ir orientado mirando hacia el mundo. Esta postura de por sí ya deja de ser ergonómica por el simple hecho de que si el niño va cara al mundo, no puede mantener la columna en la cifosis global que hablábamos antes, además, las caderas no irán tampoco en posición ranita y para colmo de males, si el niño se siente cansado, asustado o nervioso (hiperestimulado) no tiene forma de protegerse. Mal por partida doble.

Por otro lado, están las posturas que se relacionan con riesgo de asfixia, que además de ser incómodas, antiergonómicas y nada recomendables, son directamente peligrosas. Portear a un bebé en posición de cuna no es buena idea pues corremos el riesgo de que el niño haga un doble mentón, cerrando la vía aérea y por tanto, impidiendo el paso del aire hasta los pulmones.

Estas posturas se permiten únicamente cuando queremos amamantar sin sacar al niño del portabebés, pero no se recomienda jamás como postura para desplazarnos de un sitio a otro.

La posición de ranita en vertical es además una postura fenomenal para evitar el reflujo, luchar contra los gases o ayudar a los bebés a que las sustancias de desecho salgan por el final del tubo digestivo, ayudadas de la gravedad y el movimiento.

Y muchos de vosotros pensaréis que los niños no quieren ir orientados hacia el porteador, que a los niños les encanta ir mirando el mundo… en tal caso tenemos una estupenda solución, ponerlos a la cadera. Seguirá siendo una posición ergonómica, le permitirá mirar el mundo por delante y por detrás del porteador y en el caso de estar cansado o nervioso, puede apoyarse o protegerse con el cuerpo del porteador.

  • El peso del niño está bien repartido en el portabebés. El niño va “sentado” y “contenido” por toda la tela que tiene alrededor

 

Es muy importante que el niño vaya sentado y no COLGADO. Existen portabebés en el mercado en los que más que sentados, los niños van colgados sobre sus genitales, zona que por supuesto, no está diseñada para cargar peso, pues como ya habrán podido comprobar en muchas ocasiones, es una zona especialmente sensible. Debemos procurar que el niño vaya más bien sentado sobre la tela, con la espalda bien apoyada y con suficiente soporte como para dejarse llevar relajado.

  • El portabebés hace un buen reparto de las cargas sobre el o la porteadora.

 

Esto es obvio, cuanto mejor se reparta el peso sobre el cuerpo del porteador, más cómodo resultará para este último y por tanto, más tiempo podrá usarlo.

  • Está confeccionado en tejidos certificados, que han pasado estrictos controles de calidad, indicando los componentes, los tintes y el peso máximo del usuario.

 

Los portabebés están fabricados con tejidos específicos, con una elasticidad determinada, en una dirección determinada, han pasado prueba de resistencia, se tiñen con tintes no tóxicos, etc. No es recomendable confiar en portabebés que no hayan sido confeccionados con telas específicas para el porteo de los niños. Si tienes dudas, pregunta la marca de la tela con la que se ha fabricado el portabebés.

 

En Orthopediatrica ponemos a tu disposición nuestro equipo de traumatólogos y ortopedas infantiles, considerados entre los mejores especialistas pediátricos de Sevilla (Anchor Text: https://www.orthopediatrica.es/), y por supuesto, la tecnología médica de vanguardia más novedosa para el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de afecciones, ofreciendo a nuestros pacientes una atención personalizada y cualificada al más alto nivel.

 

 

leer más
¿Sabemos portear correctamente a nuestro bebé?

¿Cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral?

by orthopediatrica on 30 de March de 2020

Esta semana desde Orthopediatrica , os traemos algunas recomendaciones sobre cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral.

Estas son nuestras recomendaciones:

1. Comienza posicionando la pelvis . Debe estar neutra en todos los planos del espacio. Esto es evitando rotaciones, traslaciones, inclinaciones , etc.

Ambos isquiones deben estar apoyados de forma simétrica, cargando el mismo peso y posicionados a la misma altura.

2. Una vez posicionada la pelvis , continúa con el posicionamiento de las caderas , que deben estar en flexión y abducción .

Manteniendo las rodillas separadas entre ellas, un poco más separadas que el ancho de las caderas y más altas que las caderas.

3. Los pies deben estar apoyados en una superficie, bien mar los reposapiés de la silla de ruedas o el suelo cuando hablamos de niños que no usan silla de ruedas.

En el caso de cestas pélvicas, asientos espumados, sillas corsés … tenemos lo necesario para que los pies no queden colgando en el aire nunca.

“Tener los pies apoyados no es sólo bueno para la salud musculoesquelética, sino que proporciona información propioceptiva y espacial al sistema nervioso, ayudando a mantener una buena posición sentados”

4. La columna debe acomodarse al respaldo de la silla de forma suave, sin forzar las curvas fisiológicas y evitando posiciones asimétricas en cualquier plano, es decir, sin inclinaciones ni rotaciones de tronco.

5. Si existe una escoliosis , debemos posicionar la columna de forma lo más simétrica posible. Se pueden utilizar para estos soportes costales y otros aditamentos, pero siempre teniendo en cuenta que deben ser atendidos para la corrección de la escoliosis , por tanto, no deben presionar alivia óseos ni otras estructuras.

6. Los brazos deben caer de forma relajada sobre los reposabrazos. Si quedan altos se observará el cuello “escondido” , con los hombros muy cerca de las orejas y si quedan bajos, no se podrán soportar los codos, quedando en el aire y provocando fatifa muscular.

7. La cabeza debe quedar justo encima de la pelvis y el tronco, ni por delante (potracción) ni por detrás (retracción) . Por tanto, debemos procurar que respete la posición fisiológica de la columna cervical (en lordosis) , evitando que la cabeza esté orientada hacia arriba o hacia abajo.

8. La mirada, horizontal. Esto no solo ayuda al posicionamiento en sedestación , sino que proporciona información vestibular y espacial , facilitando la interacción del niño con el entorno y la interacción social con los que lo rodean. Si es necesario, utilice dispositivos que faciliten el control cefálico. (Por ejemplo, como un headpod ).

9. La basculación del asiento es importante. En pacientes hipertónicos o espásticos será útil buscar unos grados de basculación que nos ayuden a un tono muscular regular. En paciente hipotónicos la basculación nos ayudará a mantener el posicionamiento en sedestación.

Haz que la silla sea atractiva. Sin embargo, esto puede parecer algo sin importancia, nada más lejos de la realidad. Igual que escogemos nuestra ropa, nuestras gafas, nuestros juguetes o nuestro corte de pelo, seleccionando nuestra silla hará que nos sintamos cómodos con ella y en ella, mejorando por tanto el cumplimiento y la adherencia al tratamiento.

 

Ana León

Fisioterapeuta y Ortoprotesista

Orthopediatrica , constituida por un grupo de cirujanos con una amplia experiencia y formación sólida en el campo de la traumatología y ortopedia infantil, surge con el firme propósito de ofrecer a los padres de niños y niñas con problemas ortopédicos una atención personalizada y cualificada al más alto nivel.

Podéis compartir esta noticia en vuestras redes sociales:

leer más
¿Cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral?