Actualidad

Cirugía Ortopédica en pacientes con Parálisis Cerebral Infantil (PCI)

by orthopediatrica on 25 de June de 2020

La parálisis cerebral infantil (PCI) supone a día de hoy la causa más común de discapacidad física en niños en los países desarrollados1, con una prevalencia que ronda 2 de cada 1000 recién nacidos, y su manejo es un universo en si, requiriendo de profesionales altamente especializados en este tipo de pacientes.

Aunque prácticamente todos los pacientes desarrollan alteraciones musculoesqueléticas en mayor o menor medida, el grado de afectación motora es muy variable (así como el cognitivo), para cuya medición usamos la clasificación GMFCS, que estadifica a los pacientes en 5 tipos (del I al V), siendo el I el más funcional y el V el que menos.

En los pacientes con PCI, podemos encontrar típicamente patrones de afectación del aparato locomotor (huesos, músculos, tendones, ligamentos…) en función del grado de afectación, siendo menos frecuentes e importantes en los GMFCS I que en los V, cuya espasticidad, retracciones y deformidades suelen requerir cirugía en casi todos los pacientes en algún momento de su infancia o adolescencia.

El objetivo de esta cirugía depende del paciente y grado de afectación y severidad funcional, siendo de extrema importancia una perfecta indicación del procedimiento quirúrgico:

  • En los pacientes PCI GMFCS I y II, solemos controlar las alteraciones del aparato locomotor con infiltraciones con toxina botulínica, fisioterapia y ferulizaciones, quedando  la cirugía ortopédica destinada a mejorar la función de una mano, un pie, mejorar la rotación de un miembro, etc…
  • En los pacientes PCI GMFCS III, la cirugía consigue la mejora de la marcha, más eficiente y con menor consumo de oxígeno, alineando los miembros inferiores, elongando los músculos acortados y tensando los elongados. Suele ser necesario tocar los huesos en la intervención para mejorar las palancas. La CIRUGÍA MULTINIVEL (muy importante en estos pacientes) consiste en realizar todas las intervenciones necesarias en los miembros en un solo acto, es decir, en la misma operación (en algunas ocasiones realizamos entre 15 y 20 procedimientos en un mismo paciente y en una misma intervención).
  • En los pacientes PCI GMFCS IV y V, la cirugía ortopédica tiene como objetivo mantener y/o mejorar la bipedestación, así como la capacidad de ayudar en las transferencias (cama – sillón – aseo), y evitar deformidades tanto en miembros superiores, raquis e inferiores. También es común realizar CIRUGÍA MULTINIVEL y cirugía de la columna, debido al gran porcentaje de pacientes que desarrollan escoliosis.

Por áreas anatómicas, los traumatólogos especialistas en PCI solemos realizar:

· Miembros superiores: es muy importante que los pacientes no desarrollen contracturas debidas a la espasticidad o alteraciones del tono muscular, por lo que hacemos infiltraciones con toxina botulínica, transferencias tendinosas en los estadíos iniciales y osteotomías o artrodesis en los pacientes con deformidades establecidas (suelen ser los GMFCS IV ó V en estos casos).

· Columna: los pacientes GMFCS I y II tienen el mismo riesgo de desarrollar una escoliosis que la población no afecta de PCI, sin embargo los tipo IV y V sí suelen hacerlo. Esta escoliosis no responde al tratamiento ortésico y en muchas ocasiones progresa hasta ser necesaria su intervención. Actualmente disponemos de diferentes métodos en función de la edad del paciente: tallos de crecimiento para los más pequeños a los que no se les puede fusionar el raquis y fusión raquídea posterior a aquellos que superan los 10-11 años y la magnitud de la curva así lo requiere.

· Miembros inferiores: hay pacientes que sólo requieren alargamientos miotendinosos (adductores, isquiotibiales, tendón de Aquiles…), otros transferencias tendinosas y cirugía “de partes blandas” (transferencia de tibial anterior, tibial posterior, recto anterior, extensor del hallux…), y otros cirugías óseas para la reconsturcción de cadera (osteotomía femoral y pélvica), descenso de rótulas, derrotación de fémures o tibias y reconstrucción o artrodesis de los pies. Como decíamos es frecuente que hagamos varios de estos procedimientos en un solo acto quirúrgico, la llamada CIRUGÍA MULTINIVEL.

En Orthopediatrica disponemos de un programa específico de atención a pacientes con PCI, dirigido por los Dres. José Manuel Martínez y José Lirola, en el que realizamos las más novedosas técnicas quirúrgicas aplicadas a estos pacientes de características especiales, contando con un equipo de Pediatras, Anestesiólogos, Fisioterapeutas y Técnicos Ortoprotésicos especializados para dar una atención de primer nivel y conseguir los mejores resultados.

leer más
Cirugía Ortopédica en pacientes con Parálisis Cerebral Infantil (PCI)

JUNIO: MES DE LA ESCOLIOSIS

by orthopediatrica on 5 de June de 2020

La escoliosis idiopática es una deformidad tridimensional de la columna vertebral, que dependiendo de la edad en la que aparece y de la severidad, tiene mayor o menor riesgo de seguir progresando.

Lo más habitual, es que aparezca en individuos sanos en edad puberal y tienda a progresar en los picos de crecimiento rápidos típicos de esta época de la vida.

¿Pero es realmente una deformidad que limite la vida de las personas?

ROTUNDAMENTE NO. Es un proceso crónico, pero eso no significa que vaya a afectar sustancialmente la calidad de vida de las personas que la padecen, significa simplemente, que va a estar ahí de por vida, con más o menos síntomas dependiendo de muchos factores, como el estilo de vida activo o sedentario, la severidad de la curva, los tratamientos que se apliquen, etc.

También sabemos que la escoliosis idiopática se da con la misma frecuencia en chicos que en chicas, aunque es cierto que en chicas, la escoliosis progresa aproximadamente 8 veces más.

Afortunadamente conocemos bien la escoliosis idiopática, por ser un proceso muy frecuente en nuestras consultas. Además, sabemos cual es su historia natural y cuáles son los tratamientos que funcionan y los que no.

En ORTHOPEDIATRICA nuestro equipo ha diseñado un programa específico de escoliosis, basado en el tratamiento integral, esto es, diagnóstico precoz, suplementos vitamínicos, corsés tridimensionales y fisioterapia específica de escoliosis basada en el método BSPTS Schroth. Y evidentemente el tratamiento quirúrgico, aunque esta sea nuestra última opción.

A continuación nuestros especialistas os dejan algunas recomendaciones sobre la escoliosis:

  • Mantente activo. La actividad física tiene beneficios a muchos niveles.
  • Conoce tu escoliosis, aprende sobre ella, pero infórmate solo a través de organismos oficiales como la SOSORT o la SRS. Las redes sociales no son una fuente fiable de información.
  • Busca profesionales ESPECIALIZADOS, actualizados y de referencia, la escoliosis requiere todo un equipo multidisciplinar para que pueda ser tratada de forma óptima.

¿Quieres saber más? Os dejamos con un breve video que muestra algunos datos para que conozcas mejor la escoliosis idiopática.

 

En Orthopediátrica nos unimos a la campaña mundial, para concienciar a la población de la importancia de la detección precoz de la Escoliosis.

Ponemos a tu disposición los mejores especialistas de Sevilla, y por supuesto, la tecnología médica más vanguardista para el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de problemas traumatológicos y ortopédicos en los niños, con una atención personalizada y cualificada al más alto nivel.

Descárgate nuestro cartel y publícalo en tus Redes Sociales (Descarga aquí)

Si tienes dudas o quieres concertar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra web www.orthopediatrica.es

leer más
JUNIO: MES DE LA ESCOLIOSIS

Orthopediátrica: Cirugía ortopédica y traumatología infantil avanzada

by orthopediatrica on 8 de May de 2020

La Ortopedia Infantil, es la subespecialidad de la Medicina cuyo objeto es la investigación, preservación, restauración y desarrollo de la forma y función del sistema músculo-esquelético y sus estructuras asociadas mediante métodos médicos, quirúrgicos y físicos a lo largo del periodo de crecimiento y desarrollo.

El objetivo de Orthopediátrica es el desarrollo de dicha subespecialidad en todos sus aspectos, fundamentalmente en el campo de la práctica clínica, la investigación científica y la docencia siguiendo criterios de calidad y eficiencia. Para comprender la Ortopedia Infantil, es fundamental poseer un conocimiento del crecimiento y el desarrollo normal y anormal.

Este aprendizaje aumenta el entendimiento del sistema músculo-esquelético, nuestro conocimiento de las causas de la enfermedad y además nos ofrece una mejor perspectiva para manejar los múltiples problemas ortopédicos que se presentan durante la infancia.

LOS NIÑOS NO SON SIMPLEMENTE ADULTOS PEQUEÑOS”

Este concepto se hace más evidente cuando se trata del aparato osteo-articular, y los problemas que puedan derivarse del sistema músculo-esquelético. A consecuencia del crecimiento, el organismo de los niños responde de manera distinta ante las lesiones, las infecciones y las deformidades. Muchos de los trastornos osteo-articulares que puede sufrir un niño ni siquiera aparecen en los adultos. Incluso en los procesos que sí pueden presentarse en los adultos, el enfoque y el tratamiento generalmente son muy distintos en el niño.

Si tienes alguna duda, no dude en solicitar una cita a través del teléfono: 954 610 022

DESCARGA NUESTRO DÍPTICO INFORMATIVO HACIENDO CLIC AQUÍ 

 

leer más
Orthopediátrica: Cirugía ortopédica y traumatología infantil avanzada

¿Conoces las diferencias entre hipertonía, espasticidad, distonía y rigidez?

by orthopediatrica on 22 de April de 2020

Muchas personas las pueden usar de manera indistinta y aunque pueden parecer lo mismo, no lo son. Existen diferencias entre ellas. Nuestro compañero, el Dr. José Manuel Martínez Salas, cirujano ortopédico y traumatólogo pediátrico en Sevilla, nos muestra las diferencias entre estos trastornos neuromusculares .

Hipertonía

La hipertonía se define como un incremento anormal de la resistencia a la movilización externa de una articulación percibida por el examinador. Y esta hipertonía puede ser debida a espasticidad, distonía y/o rigidez, de forma individual o por una combinación de las mismas.

Espasticidad

La espasticidad es el tipo de hipertonía más frecuente en niños afectos con parálisis cerebral y se caracteriza porque es velocidad-dependiente, es decir, que la resistencia a la movilización articular aumenta cuanto mayor es la velocidad de estiramiento muscular y suele aparecer rápidamente con un límite de velocidad o rango articular concreto. Además, puede variar por factores externos como el dolor, el nivel de alerta, etc. El examen físico se acompaña de signos de afectación de la primera motoneurona como clonus, hiperreflexia y signo de Babinski.

Distonía

La distonía es otra causa de hipertonía y se puede definir como una alteración del movimiento en la cual se produce una contracción muscular mantenida o intermitente, produciendo que el paciente se “retuerza”, realizando movimientos repetitivos o estereotipados o alteración de su postura. Existen distonías focales que afectan a grupos musculares específicos de un segmento corporal o pueden ser de forma generalizada.

Rigidez

Por último, la rigidez se define como aquella situación en la cual una articulación ofrece resistencia a la movilización por el examinador, estando presente las siguientes condiciones:

1. No depende de la velocidad de realización del movimiento.
2. Puede haber co-contracción de músculos agonistas y antagonistas, apreciándose de inmediato un aumento de la resistencia a la movilización de la articulación.
3. El miembro no tiende a volver hacia una posición fija determinada o ángulo concreto.
4. La contracción voluntaria de grupos musculares a distancia no produce movimientos anómalos en la articulación rígida.

En Orthopediatrica , ponemos a tu disposición los mejores especialistas de Sevilla, y por supuesto, la tecnología médica más vanguardista y novedosa para el diagnóstico y tratamiento de este tipo de afecciones, con una atención personalizada y cualificada al más alto nivel.

Dr. José Manuel Martínez
Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología.

¡PUEDES COMPARTIR ESTE POST!

leer más
¿Conoces las diferencias entre hipertonía, espasticidad, distonía y rigidez?

¿Cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral?

by orthopediatrica on 30 de March de 2020

Esta semana desde Orthopediatrica , os traemos algunas recomendaciones sobre cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral.

Estas son nuestras recomendaciones:

1. Comienza posicionando la pelvis . Debe estar neutra en todos los planos del espacio. Esto es evitando rotaciones, traslaciones, inclinaciones , etc.

Ambos isquiones deben estar apoyados de forma simétrica, cargando el mismo peso y posicionados a la misma altura.

2. Una vez posicionada la pelvis , continúa con el posicionamiento de las caderas , que deben estar en flexión y abducción .

Manteniendo las rodillas separadas entre ellas, un poco más separadas que el ancho de las caderas y más altas que las caderas.

3. Los pies deben estar apoyados en una superficie, bien mar los reposapiés de la silla de ruedas o el suelo cuando hablamos de niños que no usan silla de ruedas.

En el caso de cestas pélvicas, asientos espumados, sillas corsés … tenemos lo necesario para que los pies no queden colgando en el aire nunca.

“Tener los pies apoyados no es sólo bueno para la salud musculoesquelética, sino que proporciona información propioceptiva y espacial al sistema nervioso, ayudando a mantener una buena posición sentados”

4. La columna debe acomodarse al respaldo de la silla de forma suave, sin forzar las curvas fisiológicas y evitando posiciones asimétricas en cualquier plano, es decir, sin inclinaciones ni rotaciones de tronco.

5. Si existe una escoliosis , debemos posicionar la columna de forma lo más simétrica posible. Se pueden utilizar para estos soportes costales y otros aditamentos, pero siempre teniendo en cuenta que deben ser atendidos para la corrección de la escoliosis , por tanto, no deben presionar alivia óseos ni otras estructuras.

6. Los brazos deben caer de forma relajada sobre los reposabrazos. Si quedan altos se observará el cuello “escondido” , con los hombros muy cerca de las orejas y si quedan bajos, no se podrán soportar los codos, quedando en el aire y provocando fatifa muscular.

7. La cabeza debe quedar justo encima de la pelvis y el tronco, ni por delante (potracción) ni por detrás (retracción) . Por tanto, debemos procurar que respete la posición fisiológica de la columna cervical (en lordosis) , evitando que la cabeza esté orientada hacia arriba o hacia abajo.

8. La mirada, horizontal. Esto no solo ayuda al posicionamiento en sedestación , sino que proporciona información vestibular y espacial , facilitando la interacción del niño con el entorno y la interacción social con los que lo rodean. Si es necesario, utilice dispositivos que faciliten el control cefálico. (Por ejemplo, como un headpod ).

9. La basculación del asiento es importante. En pacientes hipertónicos o espásticos será útil buscar unos grados de basculación que nos ayuden a un tono muscular regular. En paciente hipotónicos la basculación nos ayudará a mantener el posicionamiento en sedestación.

Haz que la silla sea atractiva. Sin embargo, esto puede parecer algo sin importancia, nada más lejos de la realidad. Igual que escogemos nuestra ropa, nuestras gafas, nuestros juguetes o nuestro corte de pelo, seleccionando nuestra silla hará que nos sintamos cómodos con ella y en ella, mejorando por tanto el cumplimiento y la adherencia al tratamiento.

 

Ana León

Fisioterapeuta y Ortoprotesista

Orthopediatrica , constituida por un grupo de cirujanos con una amplia experiencia y formación sólida en el campo de la traumatología y ortopedia infantil, surge con el firme propósito de ofrecer a los padres de niños y niñas con problemas ortopédicos una atención personalizada y cualificada al más alto nivel.

Podéis compartir esta noticia en vuestras redes sociales:

leer más
¿Cómo sentar correctamente a un niño con parálisis cerebral?

La ecografía: piedra angular del manejo de la displasia de cadera del recién nacido

by orthopediatrica on 25 de March de 2020

En cualquier proceso médico, el diagnóstico de certeza es fundamental para establecer sobre él un tratamiento lo más adecuado y preciso posible; y en el caso de la displasia de cadera en los recién nacidos , se basa en la ecografía .

A todos los padres nos gustaría que apliquemos a nuestros hijos el mejor tratamiento en caso de tener una displasia de cadera, para lo que es imprescindible una ecografía correcta.

“Un tratamiento de precisión requiere un diagnóstico de precisión”

 

ecografía_displasia_de_cadera_sevilla_ihp_orthopediatricaFig. 1.- Ecografía de cadera según el método de Graf.

A día de hoy, han sido múltiples métodos específicos en esta prueba de imagen (Graf, Rosendhal, Harke, Morin …) siendo el método de Graf el más extendido universalmente, estando validado por multitud de estudios e implantado de manera oficial desde hace casi 30 años en países como Alemania, Austria, Suiza o Polonia, donde se realiza una ecografía de cadera a todos los recién nacidos .

Este sistema de diagnóstico y tratamiento, ha obtenido una reducción reducida de la displasia de cadera en estos países, y por las secuelas y limitaciones que provocan en los pacientes que sufren, además de reducir los costos derivados del tratamiento del proceso.

Así pues, para realizar un tratamiento de precisión y resolver el problema específico que pueda presentar cada paciente, podemos tener una ecografía que cumpla los criterios de calidad establecidos en el método de Graf. Además, es imprescindible antes de la medición de grados (Lo que nos valdrá para clasificar cada cadera según el método de Graf) realiza un doble proceso de lista de verificación: la identificación anatómica y la validación ecográfica. ¡Este paso es fundamental! No se deben tomar medidas angulares (alfa y beta) si no han sido aprobados estos dos lista de verificación previos, usando la proyección y selección correcta.

Displasia_de_cadera_sevilla_ihp_orthopediatricaFig. 2.- Ecografía que no debería ser usada como diagnóstico al no cumplir los criterios establecidos en el método de Graf.

Las estructuras identificables en la ecografía según los checklist variables son:

Lista de verificación 1: Identificación anatómica:

1.- Reborde osteocartilaginoso
2.- Cabeza femoral
3.- Repliegue capsular
4.- Cápsula articular
5.- Labrum
6.- Cartílago acetabular
7.- Hueso ilíaco
8.- Promontorio (concavidad-convexidad)

Lista de verificación 2: Validación ecográfica:

1.- Borde inferior del ilion en la fosa acetabular
2.- Hueso ilíaco vertical
3.- Labrum

ecografia_de-cadera_metodo_graf_sevilla_ihp_orthopediatrica

Fig. 3.- Ecografía de cadera izquierda que cumple los checklist de identificación anatómica y validación ecográfica. Puede ser utilizada para realizar la medición según el método de Graf.

En un segundo tiempo, una vez constante que la ecografía cumple con los criterios de calidad analizados para tomar mediciones angulares, pueden ser tomadas.

Ecografía_displasia_de_cadera_al_beta

Fig. 4.- Ejemplo de medida de los ángulos alfa y beta en una ecografía de cadera.

En conclusión, una vez tengamos una ecografía correcta y validada de la cadera , podremos clasificar y proponer con seguridad la más adecuada opción de manejo para la misma, que podrá variar desde la alta médica, realizar un nuevo control ecográfico bien tratar la cadera.

En IHP-Orthopediátrica disponemos de un Programa Integral de Cadera Pediátrica específico en la aplicación de los más altos síntomas de calidad en el diagnóstico y manejo de la displasia de cadera.

Nuestro compromiso: Displasia cero

Dr. José F. Lirola

leer más
La ecografía: piedra angular del manejo de la displasia de cadera del recién nacido

El porteo: Consejos que necesitas saber

by orthopediatrica on 3 de March de 2020

¿Es bueno portear a mi bebé?

El porteo es un arte ancestral que se ha practicado a lo largo de toda la historia de la humanidad, en todas las culturas, a lo ancho y largo del planeta tierra. Sin embargo, no en todos los sitios se portean de la misma manera, con los mismos portabebés o en las mismas posiciones. ¿Por qué porteamos? ¿Son unas formas mejores que otras? ¿Son algunos portabebés más específicos que otros? Te ayudamos a descubrirlo a continuación.

¿Y el portabebé? ¿Por dónde empezamos?

El dispositivo de porteo debe ser versátil, adaptándose al desarrollo motor del bebé en el momento en el que vaya a ser portado. Ten en cuenta que las necesidades de un bebé de 2 semanas no son las mismas que las de un niño de 2 años, por lo tanto, el portabebé que escojamos, debe ser capaz de proporcionar el soporte necesario para nuestro bebé se posicione de forma cómoda , segura, y ergonómicamente adecuada.Por continuar con este ejemplo, en un bebé de 2 semanas será importante que el portabebé pueda tener la cabeza de este, facilitando los cuidados madre canguro (contacto, alimento, calor, posición humana, etc.), sin embargo, con un niño de 2 años los objetivos irán dirigidos a ofrecer una ayuda durante los desplazamientos largos, alternando brazos y suelo como forma típica de exploración del niño respecto a su entorno.

Consejos para identificar un portabebés ergonómico

Pese a que ya hemos explicado que el porteo es una costrumbre ancestral y transversal, en los últimos años se ha visto en auge una corriente que podríamos definir como “Volver a las raíces”, en la que se fomentan costumbres como el porteo. Sin embargo, no todo el porteo puede ser considerado ergonómico, entendiendo como ergonómico el respeto por el desarrollo musculoesquelético normal del bebé, así como la higiene postural de portador y portado. ¿Y cómo sabemos qué portabebé es ergonómico y cual no? Aquí tienes algunos trucos para aprender a diferenciarlo:

  • El portabebé ergonómico está confeccionado en un material que se adapta a la posición del bebé y no al contrario.
  • Huye de telas rígidas , preformadas, que hacen que el bebé se coloque en la posición del portabebé.
  • El portabebé ergonómico se adapta al momento del desarrollo psicomotor de tu bebé.
  • Si el bebé aún no se mantiene sentado de forma independiente, no se utiliza un portabebé que hace que el bebé se coloque sentado.
  • Huye de portabebés que permite que el niño vaya mirando de cara al mundo. Los portabebés ergonómicos siempre, siempre, siempre, se usan con el niño orientado hacia el portador. Si tu bebé quiere ver el mundo, ¡siempre puedes colocarlo en la cintura o en la espalda!

¿Cómo colocar el portabebé?

Asegúrate de que el portabebé se adapte a la espalda de tu bebé , posicionando la columna en forma de “C”, sin forzar las curvas que aún no han aparecido de forma fisiológica.
Es fundamental que las caderas del bebé se posicionen en flexión, abducción y rotación externa . Esto es, en posición humana. Respetando el correcto desarollo del acetábulo y la cabeza femoral.
Si tu bebé tiene displasia de cadera y está siendo tratado con un dispositivo ortésico, recuerda que el portabebé no sustituye en ningún caso la terapia, por lo que deberás elegir un portabebé que pueda tener la órtesis, teniendo la continuación del tratamiento mientras es portado.

Huye de portabebés confeccionados con telas que no sean específicos específicos para portear

Cualquiera puede fabricar su propio portabebés, pero no cualquier portabebé puede ser usado con seguridad si no dispone de las certificaciones correspondientes.

No creas todo lo que ves en redes sociales, todas las marcas defienden sus portabebés como ergonómicos, pero la realidad es que no todos lo son. Confía en profesionales sanitarios experimentados tanto en materia de salud musculoesquelética como en porteo ergonómico.

Si tiene un bebé de desarrollo atípico, esto es, con algún trastorno neurológico, motor, etc.
Portea mucho, pero portea bien. El contacto físico permite crear un enlace, facilita la lactancia materna, mejora el cólico del lactante, regula el sueño y mil cosas más. No lo dudes.

¡Feliz porteo!

leer más
El porteo: Consejos que necesitas saber

Luxación Congénita de Cadera

by orthopediatrica on 10 de August de 2019

Dr. José F. Lirola

El término luxación congénita de cadera (LCC) hace referencia a la pérdida de contacto total de las dos superficies que forman esta articulación en condiciones normales (la cabeza del fémur y el acetábulo) en el momento del nacimiento. Es por ello que supone el máximo grado dentro de la DISPLASIA  DE CADERA. No obstante, –y afortunadamente- es el de menor frecuencia de presentación.

Fig. 1.- Ecografía de cadera de un lactante de 3 semanas en la que se aprecia LCC derecha.

Esta afectación del aparato locomotor es conocida y citada ya en diferentes textos médicos desde la antigua Grecia, y su correcto diagnóstico y manejo sigue suponiendo un reto en nuestra avanzada sociedad actual, no habiendo conseguido disminuir las tasas de presentación tardía (en mayores de 1 año) incluso con la aplicación de programas decribado selectivo (el que sólo se hace a niños con determinados factores de riesgo) mediante ecografía de caderas1.

La incidencia de la LCC se encuentra entre 1 y 6 de cada 1.000 recién nacidos2, y de no tratarse correctamente en tiempo y forma puede causar una discapacidad severa que limitará las actividades habituales de la persona, y más aún las deportivas. No obstante, un apropiado tratamiento en las primeras semanas de vida con arnés de Pavlik, ha  conseguido devolver la normalidad anatómica y funcional a las caderas que estaban completamente luxadas en la mayoría de los casos, así que el diagnóstico preciso seguido del tratamiento precoz es determinante en estos pacientes3.

Han sido descritos múltiples factores de riesgo en relación con la LCC, tales como tener antecedentes familiares de displasia de cadera, haber permanecido en posición de nalgas durante el embarazo, pertenecer al sexo femenino y el oligoamnios (poco líquido amniótico). Por el contrario, la prematuridad ha sido descrita como un factor protector de la LCC3.

A día de hoy, (en 2019) en España se realiza un cribado universal (a todos los recién nacidos) de la LCC, consistente en la exploración física de las caderas del bebé (por parte de su pediatra de manera habitual). Y a pesar de su realización sistemática en todos los centros y a todos los niños, no se ha conseguido solucionar este problema por completo, ya que la exploración física depende de la experiencia del médico realizador; es subjetiva; y además, en el 50% de los casos en los que una cadera está luxada, no se consigue detectar mediante la exploración física2, siendo el porcentaje de fracaso aún mayor cuando la luxación es bilateral.

Fig. 2.- Ecografía de cadera de un lactante de 3 semanas en la que se aprecia  una  cadera normal para su edad (tipo Ib de Graf).

En este sentido, y como ya se ha expuesto anteriormente, teniendo en cuenta que:

1.- La exploración física ayuda pero no detecta la luxación en más del 50% de los casos2.

2.- Los programas de cribado selectivo no disminuyen el número de caderas luxadas que son detectadas por primera vez en niños mayores de un año1.

3.- Cuando la cadera luxada es detectada en las primeras semanas de vida, puede normalizarse con un tratamiento ortésico (arnés de Pavlik), sin  quedar secuelas y sin cirugía4.

4.- En los países en los que se ha implantado por ley un cribado universal de la displasia de cadera (Alemania, Austria, Suiza…) sí se ha conseguido reducir prácticamente a 0 el número de caderas luxadas que precisan tratamiento quirúrgico, habiendo además conseguido disminuir en 1/3 el coste total atribuible al proceso de la LCC5,

es más que razonable a nivel médico, social y político plantear la implantación de un cribado universal mediante ecografía en España, siguiendo la tendencia internacional que va en este sentido6. Mientras tanto (y estamos seguros de que llegará a implantarse más pronto que tarde), recomendamos la realización de la ecografía de cadera en todos los recién nacidos según el siguiente cronograma:

1.- Recién nacido sin factores de riesgo: entre las 4 y las 6 semanas de vida.

2.- Recién nacido con factores de riesgo: en la primera semana de vida.

Es por esto que en IHP-Orthopediatrica disponemos de un Programa Integral de Cadera Pediátrica específico en el que aplicamos la última tecnología y los más altos estándares de calidad en el diagnóstico y manejo de la displasia de cadera.

Nuestro compromiso: DISPLASIA = CERO.

 

1Broadhurst C, Rhodes AML, Harper P, Perry DC, Clarke NMP, Aarvold A. What is the incidence of late detection of developmental displasia of the hip in England?: a 26-year national study of children diagnosed after the age of one. Bone Joint J. 2019 Mar;101-B(3):281-87.

2Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria. Cribado de displasia evolutiva de la cadera. 2009.

3Swarup I, Penny CL, Dodwell ER. Developmental dysplasia of the hip: an update on diagnosis and management from birth to six months. Curr Opin Pediatr. 2018;30(1):84-92.

4Zajonz D, Strobel S, Wojan M, Von der Höh N, Brandmaier P, Josten C, Schumann E, Heyde CE. Pavlik harness for the treatment of congenital hip dysplasia types D, III and IV. Orthopade. 2016 Jan;45(1):72-80.

5Graf R. Is DDH still a problem? Arch Bone Joint Surg. 2014;2(1):2-3.

6Biedermann R, Eastwood DM. Universal or selective ultrasound screening for developmental dysplasia of the hip? A discussion of the key issues. J Child Orthop. 2018;12:296-301.

leer más
Luxación Congénita de Cadera